Hoy hablamos con…

Jose Mari Garai, cocinero del barco Alakrana.

Están lejos, pero siempre les sentimos cerca. Nuestros compañeros pasan varios meses en el mar para traernos el atún de calidad que ofrece Alakrana. Sin ellos, nada de esto sería posible. Durante algunos meses, sus vidas transcurren en el mar. Allí hay momentos para extrañar, reír, pensar… y comer. De esto último (y también de todo lo anterior) se encarga nuestro Jose Mari Garai, cocinero a bordo del barco Alakrana. Desde allí llegan sus respuestas.

 

¿Qué tenemos hoy para comer, Jose Mari?

Hoy tenemos marmitako, menestra, pescado… también costilla de cerdo asada y entrecot a la plancha. A la noche habrá ensalada mixta, pollo asado y dorada a la plancha. De postre, arroz con leche.

 

¿Qué cantidad de comida se aprovisiona para la tripulación?

Cada tres meses – que es el periodo en el que nos llega el congelado – gastamos unos 250 kilos de filete, 150 kilos de entrecot, 250 kilos de pollo, 100 kilos de pechuga, 60 kilos de rosada, 80 de bacalao, cerca de 900 kilos de arroz, … El pedido general, que nos llega cada seis meses, suele tener entre 20 y 25 palés.

 

¿Qué horarios de comedor tenemos en los barcos?

La pesca puede variar algo los horarios pero a la mañana se suele desayunar cuando amanece, entre las 5.00 y las 6.00. Comemos normalmente a las 11.30, y cuando oscurece cenamos.

 

¿Cuál es la dieta habitual?

Tengo costumbre de poner siempre un primero que puede ser legumbre, pasta, arroz… y luego meto una verdura, para elegir entre los dos platos. De segundo normalmente tenemos para elegir entre dos tipos de carne y pescado, aunque el atún a la plancha siempre está presente en la mesa. Por la noche empezamos con sopa, ensalada o crema de verdura. Luego una carne y un pescado. El postre suele ser fruta o alguno casero.

 

¿Con qué menú hay más alegría?

Cada uno te dirá una cosa. El arroz a la cubana o la pizza, por ejemplo, le gusta a todo el mundo. Luego las carnes a la plancha y el pescado de calidad, que aquí tenemos mucho, se comen muy bien. En general, podríamos decir que gusta todo.

 

 

 

¿El comedor es más que un sitio para desayunar, comer y cenar, verdad?

Efectivamente. Además de comedor, es el sitio donde la marinería se junta para comentar cómo va el día. Para charlar, reír y compartir. Aunque estamos conectados con nuestras familias, en la mar nos tenemos unos a otros.

 

¿Qué nos dirías del atún?

Qué os voy a decir del atún. Un esencial. Una verdadera maravilla. Podemos comerlo recién pescado o ultracongelado. A mí, particularmente, me gusta más este último. A la plancha, crudo en tatakis o sashimis, en marmitako…

 

¿Qué es lo que más echas de menos cuando estás embarcado?

A la familia, sobre todo. También estar con los amigos o ir al monte, algo que me apasiona.

 

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

En el pasado trabajé en la hostelería. Mucho estrés. Aquí, sin embargo, aunque trabajamos mucho, estoy más tranquilo: preparas el menú, te organizas y todo va bien. Y luego, por supuesto, me gustan las vacaciones: tener cuatro meses de vacaciones es una maravilla. Estoy encantado de la vida. Con el coronavirus está siendo más difícil todo, porque no podemos salir del barco en puerto, pero ya pasará. Ya falta menos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.